IT Italiano UK English DE Deutsch ES Espanol

Historia

La existencia de Coiano está documentada ya en el año Mil.
Durante el Medioevo fue un importante punto de parada para los peregrinos que, atravesando Italia en dirección a Roma, encontraban hospedaje en la paz y en la belleza de estas tierras.

  • Home Page
  • Quiénes somos
  • Los Apartamentos
  • Exteriores y Piscina
  • Historia
  • Info - Reserva on-line
  • FAQ
  • Dónde estamos



El Castillo, con su bellísima iglesia románica, surge a lo largo de la Vía Francigena, en el tramo que de San Miniato lleva a San Gimignano.

Rodeado por una hacienda de más de 300 hectáreas cultivadas con viñedos, olivos y en parte destinados a pastos, el complejo del Castillo y de la Hacienda está constituido por la antigua casa señorial y por una serie de casas coloniales situadas en un sugestivo marco natural, con espléndidos bosques y tres bonitos lagos. El Castillo, que perteneció en el pasado a algunas de las mayores familias de la nobleza florentina entre las cuales los Davanzati, los Albizi y los Pucci, era conocido ya desde el siglo XIV por la calidad de su vino y la bondad del aceite que hoy, como entonces, representan el mayor recurso de la Hacienda.

Al visitante moderno que elegirá Coiano como etapa de un más amplio itinerario por las colinas del Valdelsa o a quienes se detendrán en este pequeño burgo para una tranquila estancia rodeados por la naturaleza, no les escapará el encanto de las memorias de su pasado.

La antigua iglesia de los Santos Pedro y Pablo surge en las inmediaciones del Castillo, enclavada en una sugestiva colina en un marco de olivos y cipreses. Sus formas austeras y elegantes la convierten en una verdadera joya del arte románico. Precedida de una escenográfica escalinata, la fachada presenta un carácter compuesto: a la zona inferior, edificada con el empleo de bloques lapídeos monolíticos y que se remonta a la fase constructiva más antigua, se acopla un segundo orden de ladrillos, que desde el punto de vista de la habilidad técnica representa una de las realizaciones más notables del territorio. Pasado el umbral, en el interior todavía se pueden admirar algunos capiteles finamente decorados con motivos geométricos, que se remotan a la primera fase de la edificación.

La iglesia fue levantada en el tramo de la Vía Francigena que unía Lucca a Siena y ya es mencionada en documentos del año Mil. Durante casi todo el Medioevo, la Vía Francigena era el único camino posible para los peregrinos o los caminantes que atravesaban Italia directos a Roma, como testimonia la lista de las localidades redactada por el Arzobispo de Canterbury en su viaje de Londres a Roma a finales del siglo X.

También el nacimiento del Castillo se debe poner en relación a la existencia de esa importante artería de comunicación y probablemente el primer núcleo de la villa fue una especie de cuartel militar que tenía entre sus misiones la de cobrar el peaje por transitar por la Vía Francigena.

Nacido por lo tanto como presidio aduanero, el Castillo sucesivamente fue utilizado para otros fines, preferentemente agrícolas, y se distingue ya en el curso del siglo XIV por la producción de aceite y vino. Una carta fechada "Coiano, 30 de enero de 1383", encontrada en un palacio de los Davanzati en Vía Porta Rossa de Florencia y firmada por el labrador Migliorato di ser Riccomanno nos informa de la óptima calidad de estos productos, cuyo consumo, escribe el labrador, "no es para servidores".

Algunas de las mayores familias de la nobleza florentina presumían de su señorío en estas tierras: el castillo perteneció en el pasado a los Albizi, a los Pucci, a los Venturi y a los Masetti, para después pasar en 1924 al ecléctico Elia Volpi, pintor restaurador y finísimo conocedor de arte florentino. En la segunda mitad del siglo XIX la condesa Carlotta Masetti modernizó la explotación vinícola de Coiano y la hacienda fue condecorada con la medalla de oro en el concurso gubernamental del 1885. Los trabajos dejaron intacta la parte más antigua de la bodega, destinada al envejecimiento y situada a 18 metros de profundidad, que todavía hoy alberga en su sugestivo marco manifestaciones enológicas y gastronómicas y actividades de vario tipo vinculadas al vino y a su historia.

 


FUORIPORTA - Casa Vacanze - Via Coianese, 79 - 50050 Castelnuovo d'Elsa (Firenze) Italy
Tel. +39.0571.673033 - Fax. +39.0571.680185 - E-mail: info@fuoriportacoiano.com

w w w . f u o r i p o r t a c o i a n o . c o m